*

X

Encuestas a hombres de distintos países muestra la triste preferencia por las mujeres muy delgadas

Ciencia

Por: Pijama Surf - 07/13/2017

¿Estereotipo o genética evolutiva? Según los investigadores de este estudio, la delgadez podría sugerir un organismo sano y óptimo para reproducirse

Desde que el mundo conoció la evolución gracias a Darwin, los resultados de numerosos estudios han intentado explicarse desde la lógica evolucionista. Es decir, una investigación puede hablarnos de  propensiones, aunque no necesariamente nos resuelve el por qué de ellas; y es ahí cuando surgen teorías, por parte de los estudiosos, que involucran a la evolución que se transmite vía genética.

Lo anterior se ha asociado enormemente a los gustos estéticos. Seguro has escuchado (y numerosos estudios apuntan a) que la mayor parte de los hombres heterosexuales prefiere a las mujeres curvilíneas, ya que ello podría ser un indicador de fertilidad. Pero una nueva investigación sugiere completamente lo contrario.

En ésta participaron 11 investigadores de distintas instituciones, entre ellas la Universidad de Aberdeen, en Gran Bretaña, y se hizo una encuesta a hombres de diferentes continentes y culturas (incluyendo países como China, Irán, Nigeria, Sengal, Kenia, Mauritania, entre otros).

Según los resultados, la gran mayoría de los encuestados encuentran más atractivas a las mujeres delgadas (que rayan en el "muy delgadas"). De acuerdo con John Speakman, uno de los investigadores, ello respondería a una propensión de "fitness evolutivo", en el sentido de que podría tratarse de personas más sanas:

Una buena figura en términos evolutivos comprende dos cualidades: supervivencia y la habilidad de reproducción. (…) Lo que deseábamos investigar es la idea de que cuando miramos a una persona y nos resulta atractiva, ¿estamos de hecho haciendo una valoración basada en un entendimiento evolucionista de nuestro potencial para nuestra futura supervivencia y habilidad reproductiva?

Ahora, siendo que esta investigación contradice los muchos estudios que apuntan a la misma teoría pero refiriendo la preferencia por los cuerpos curvilíneos de las mujeres, nos queda la duda de si verdaderamente es una función de supervivencia o, más bien, se trata de que el forzado estereotipo de la mujer ultradelgada ha llegado a casi todos los rincones del planeta.

Te podría interesar:

¿Qué se puede escuchar con ondas gravitacionales del universo?

Ciencia

Por: PijamaSurf - 07/13/2017

Las ondas gravitacionales se mueven en la superficie deformando el tiempo y el espacio, viajando a la velocidad de la luz y modificando levemente la distancia entre planetas

El universo entero está compuesto por ondas gravitacionales, unas vibraciones espacio-tiempo que el científico Albert Einstein reconoció en 1916 en su teoría general de la relatividad. Si bien en su momento el físico alemán consideró imposibles detectarlas, por su imperceptibilidad al llegar a la Tierra, hace poco un grupo de investigadores encontró por primera vez estas ondas. 

Las ondas gravitacionales se mueven en la superficie deformando el tiempo y el espacio, viajando a la velocidad de la luz y modificando levemente la distancia entre planetas. De alguna manera las ondas gravitacionales son, en palabras de Kip Thorne, pionero del tema, como “tormentas salvajes” que deforman el espacio: son capaces de acelerar y desacelerar el tiempo. 

Aunque apenas se logró detectar la veracidad de las ondas gravitacionales, sus sonidos son como leves pitidos y su intensidad es como explosiones estelares en supernovas con energía de billones y billones de bombas atómicas. Sin embargo, ¿qué relevancia tiene este tipo de ondas? 

Gracias a la detección de las ondas gravitacionales, los científicos han podido empezar a estudiar otros fenómenos mediante sus sonidos. Algunos ejemplos de ello son: 

 – Hoyos negros: son cuerpos de enormes estrellas colapsadas que pueden llegar a ser tan pequeños como una ciudad pero contienen la masa de muchos soles. Su gravedad es tan intensa que incluso la luz no puede escaparse. La prueba de su existencia es que los hoyos negros absorben la luz, lo cual es la única evidencia de que existen. Las ondas gravitacionales son “lo más cercano que se puede conseguir” de los hoyos negros. Nadie ha logrado detectar el nacimiento de un hoyo negro cuando una estrella grande implosiona. Los hoyos negros pueden emerger liberando energía, y surgen como una esfera más grande y perfecta. 

– Estrellas neutrón: son una estrella muerta ultradensa que no logró convertirse en un hoyo negro. La superficie de estas estrellas posee una gravedad intensa con unas montañas del tamaño de unos milímetros pero un peso semejante al del planeta. Cuando hay una colisión entre estrellas neutrón, emerge una luz cuyo interior se desconoce. 

– Supernovas: cuando una estrella crece mucho más de lo esperado, se origina un fuego candente. Las explosiones son tan densas que lo que ocurre por debajo de la superficie sigue siendo un misterio. La luz de las supernovas puede tomar horas para escapar de una estrella en proceso de explosión; pero las ondas gravitacionales toman un rumbo que marca el inicio de la explosión. El corazón de las supernovas está oculto a la vista, pero ahora es posible escucharlas. 

– Por ejemplo, la teoría de cuerdas, que señala que todo en el universo puede estar hecho mediante cuerdas subatómicas y vibracionales de energía; también la expansión del universo, que permite ponderar los límites del cosmos mediante las ondas gravitacionales; entre otros.