*

X

¿Quieres dar una buena impresión? Evita estas actitudes, según la ciencia

Ciencia

Por: Pijama Surf - 07/11/2017

Nunca confundas la seguridad con la autocomplacencia o la arrogancia, las personas podrían definirte por ello

Desde siempre, la arrogancia y la soberbia han sido pésimos indicadores de la buena autoestima; una persona que está conforme con su personalidad no necesita demostrarlo a los otros, ¿o sí? Las personas engreídas arrojan simplemente la fórmula perfecta para causar una pésima impresión, no solamente por sus malos tratos sino también por que hablan con su actitud de sus propios complejos, lo que resulta aún más paradójico.

Por el contrario, y coincidiendo con lo que múltiples tradiciones místicas apuntan, la mejor manera de causar una buena impresión es la humildad, y no nos referimos aquí a que te hagas el mustio, sino a que simplemente hagas consciente ciertas actitudes que podrían estar causando la impresión de que eres una persona engreída y demasiado narcisista.

Según un estudio publicado en el libro Social and Pesonality Psichology Compass, existen cuatro actitudes que debes evitar para verte como un engreído (y convertirte en ello). Aunque la autoconfianza suele ser necesaria, si la exageras, puede ser altamente contraproducente:

 

Alardeo humilde (humblebrag)

Seguro lo has visto mucho en redes sociales. Personas que presumen sutilmente su vida pero que, en realidad, resulta muy notorio. Por ejemplo, cuando alguien está de viaje y pone algo así como: después de todo valió la pena el esfuerzo, y una fotografía acompañando la frase en algún lugar increíble.

 

Presunción

Presumir tus logros, hablar sólo de ti, poner en duda los logros de los otros con alguno mayor tuyo, etc., son aspectos que dan una pésima impresión de ti y que a largo plazo, podrían aislarte y conseguirte unos tantos enemigos.

 

Hipocresía

Presumir un discurso y hacer lo contrario simplemente hará que las personas no te tomen en serio y que, incluso, te piensen y traten como si fueras un loco. El doble discurso siempre va descubriéndose; mejor quédate callado lo más posible y habla con tus actos.

 

Cumplidos ambiguos o de doble filo

Si vas a elogiar a alguien, no lo remates con una frase que reste crédito a lo dicho. Por ejemplo: "Para ser chico, lo haces muy bien", o "Tu trabajo estuvo muy bien, aunque ya deberías haber aprendido más". Si el elogio no es sincero o vas a desacreditarlo, mejor no digas nada; lo anterior genera recelo y una pésima sensación en los demás.

¿Qué se puede escuchar con ondas gravitacionales del universo?

Ciencia

Por: PijamaSurf - 07/11/2017

Las ondas gravitacionales se mueven en la superficie deformando el tiempo y el espacio, viajando a la velocidad de la luz y modificando levemente la distancia entre planetas

El universo entero está compuesto por ondas gravitacionales, unas vibraciones espacio-tiempo que el científico Albert Einstein reconoció en 1916 en su teoría general de la relatividad. Si bien en su momento el físico alemán consideró imposibles detectarlas, por su imperceptibilidad al llegar a la Tierra, hace poco un grupo de investigadores encontró por primera vez estas ondas. 

Las ondas gravitacionales se mueven en la superficie deformando el tiempo y el espacio, viajando a la velocidad de la luz y modificando levemente la distancia entre planetas. De alguna manera las ondas gravitacionales son, en palabras de Kip Thorne, pionero del tema, como “tormentas salvajes” que deforman el espacio: son capaces de acelerar y desacelerar el tiempo. 

Aunque apenas se logró detectar la veracidad de las ondas gravitacionales, sus sonidos son como leves pitidos y su intensidad es como explosiones estelares en supernovas con energía de billones y billones de bombas atómicas. Sin embargo, ¿qué relevancia tiene este tipo de ondas? 

Gracias a la detección de las ondas gravitacionales, los científicos han podido empezar a estudiar otros fenómenos mediante sus sonidos. Algunos ejemplos de ello son: 

 – Hoyos negros: son cuerpos de enormes estrellas colapsadas que pueden llegar a ser tan pequeños como una ciudad pero contienen la masa de muchos soles. Su gravedad es tan intensa que incluso la luz no puede escaparse. La prueba de su existencia es que los hoyos negros absorben la luz, lo cual es la única evidencia de que existen. Las ondas gravitacionales son “lo más cercano que se puede conseguir” de los hoyos negros. Nadie ha logrado detectar el nacimiento de un hoyo negro cuando una estrella grande implosiona. Los hoyos negros pueden emerger liberando energía, y surgen como una esfera más grande y perfecta. 

– Estrellas neutrón: son una estrella muerta ultradensa que no logró convertirse en un hoyo negro. La superficie de estas estrellas posee una gravedad intensa con unas montañas del tamaño de unos milímetros pero un peso semejante al del planeta. Cuando hay una colisión entre estrellas neutrón, emerge una luz cuyo interior se desconoce. 

– Supernovas: cuando una estrella crece mucho más de lo esperado, se origina un fuego candente. Las explosiones son tan densas que lo que ocurre por debajo de la superficie sigue siendo un misterio. La luz de las supernovas puede tomar horas para escapar de una estrella en proceso de explosión; pero las ondas gravitacionales toman un rumbo que marca el inicio de la explosión. El corazón de las supernovas está oculto a la vista, pero ahora es posible escucharlas. 

– Por ejemplo, la teoría de cuerdas, que señala que todo en el universo puede estar hecho mediante cuerdas subatómicas y vibracionales de energía; también la expansión del universo, que permite ponderar los límites del cosmos mediante las ondas gravitacionales; entre otros.